octubre 26, 2012

Incógnita 1

Posted in ACTIVIDADES a 7:19 pm por geotempus

¿Quién es este personaje que aparece en esta imagen?

¿Qué relación tiene con España?

Escucha esta canción y sigue la pista

¿

Anuncios

octubre 19, 2012

Declaration of Independence

Posted in IN ENGLISH, VÍDEOS a 9:30 pm por geotempus

octubre 16, 2012

Mayflower

Posted in General a 2:31 pm por geotempus

El día 16 de septiembre de 1620 partía del puerto de Plymouth el barco “Mayflower”. En él viajaban los padres peregrinos, los puritanos que colonizaron Estados Unidos.

Nosotros, los abajo firmantes, pactamos y concertamos para elaborar construir y constituir aquellas justas leyes, ordenanzas, actos, constituciones y cargos que en el curso del tiempo se consideren más adecuados y conveniente para el bien general de la colonia...”.

Estas palabras  se recogen en el Pacto del Mayflower, que fue firmado en 1620 por los puritanos recién llegados a la costa de Massachusetts a bordo del barco del mismo nombre, Mayflower, y que muchos consideran el primer texto constitucional americano.
En este sentido, el acuerdo, que recogía el principio del mandato de la mayoría, tuvo después una gran trascendencia histórica pues representó la semilla del gobierno democrático de Estados Unidos.
Los puritanos querían una Iglesia más sencilla.

El origen de este hecho se encuentra en las divisiones que se produjeron en la Iglesia anglicana durante el siglo XVI.
Uno de los grupos escindidos era el de los puritanos, unos cristianos que interpretaban los mandamientos del Decálogo de un modo aún más riguroso que los calvinistas.
Recibieron el nombre de “puritanos” -que produce en inglés puritan, y éste a su vez del latín purus- porque, siguiendo las enseñanzas religiosas más estrictas del calvinismo, querían “purificar” la Iglesia, hacerla más sencilla.

Como en Inglaterra la Corona ejercía un férreo control sobre la Iglesia anglicana, al que se oponían los puritanos, pronto éstos tuvieron enfrentamientos con el poder e incluso algunos fueron perseguidos.

En el año 1607, un grupo de estos puritanos decidió exiliarse en Amsterdam porque pensaban que, en los Países Bajos, podían disfrutar de una mayor libertad religiosa; tras residir en la capital holandesa durante un año, se trasladaron a Leiden.
La Compañía de Londres les ofreció tierras para colonizar
En esta ciudad siguieron viviendo juntos hasta 1617, en que la Compañía de Londres, dedicada a la colonización en Norteamérica, les ofreció unas tierras en Nueva Inglaterra, y la mitad de las personas que componían el grupo aceptó la oferta. Su intención era establecerse allí y crear una Nueva Jerusalén donde vivir de acuerdo con sus creencias religiosas.
Regresaron a la ciudad de Southampton (Inglaterra) en un pequeño barco, el Speedwell, para hacer los preparativos del viaje.
Como no tenían recursos para pagar los gastos que representaban el desplazamiento y la colonización, firmaron un acuerdo financiero por el que se comprometían a trabajar durante siete años para la compañía.
El 16 de septiembre de 1620, a bordo del Mayflower, un barco mercante de 12 años de antigüedad, 102 personas salían del puerto de Plymouth en dirección a América.

En realidad, sólo un tercio de los pasajeros, que luego recibieron el nombre de los “padres peregrinos” estaba formados por puritanos de Leiden; el grueso de la expedición los formaban personas que iban a trabajar para la Compañía de Londres. En el barco viajaban también varios niños y dieciocho mujeres.

Precisamente una de ellas, Elizabeth Hopkins, dio a luz durante la travesía a un hijo, al que llamó Oceanus. Otra, Susannah White, tuvo a su hijo al poco tiempo de desembarcar.
Los “peregrinos” viajaron en busca de una nueva Tierra Prometida donde vivir según la ley divina.

Cada familia se ubicó con sus pertenencias en un espacio bastante pequeño. En un determinado momento, la viga de soporte principal de la nave se rompió y fue reparada usando una barra de acero.  A causa del mal tiempo y de la falta de precisión de los sistemas de navegación, el barco arribó a unos 800 kilómetros de distancia del lugar convenido.
Los puritanos habían pactado con la Compañía de Londres la cesión de unas tierras cerca de la desembocadura del ría Hudson, en el actual estado norteamericano de Virginia, pero el 21 de noviembre, tras 65 días de navegación, El Mayflower arribó a Renwes, en el sur de la orilla de la península de Avalon, en Newfoundland (Terranova), donde recogieron agua y provisiones de las familias pesqueras locales antes de navegar por el Cabo Cod  en la costa de Massachusetts.
Intentaron llegar al río Hudson, pero se vieron forzados a cambiar de rumbo debido al mal tiempo.Precisamente, la carencia de derechos para instalarse en aquellas tierras fue lo que llevó a los colonos a firmar el Pacto del Mayflower.
Mediante él, a la vez que fundaban la colonia de Plymouth, establecían su propio sistema de autogobierno.
Con el pacto, los puritanos querían darse a sí mismos unas normas de convivencia, que respetaran las leyes que estaban en vigor en Inglaterra. No se trataba, pues, de un texto constitucional ni de una declaración de, sino de un acuerdo para trabajar juntos “por el bien general”.
El primer invierno fue especialmente riguroso con los colonos, hasta el punto de que, a comienzos del siguiente otoño, ya habían muerto -a causa, sobre todo, de enfermedades como la pulmonía y el escorbuto- 46 de las 102 personas que habían partido desde Inglaterra.
Las condiciones de vida fueron extremadamente duras. Y eso que los indios wampanoags, que eran uno de los principales temores de los colonos, enseguida dieron muestras de amistad y les ayudaron a establecerse

A lo largo del primer año de estancia en Plymouth, los colonos habían construido siete casas, una pequeña iglesia y tres almacenes comunes de alimentos, provisiones y vestidos.
En nuestros días, el recuerdo de los padres peregrinos adquiere una especial relevancia en Estados Unidos con motivo del Día de Acción de Gracias.
El origen de esta conmemoración se encuentra en la fiesta de celebraban los puritanos tras recoger su primera cosecha, en 1621, convocados por William Bradford, que había sido nombrado gobernador de la colonia.

La fiesta de Acción de Gracias de fijó en noviembre    En el año 1863, el presidente Abraham Lincoln retomó la idea de celebrar una fiesta nacional de Acción de Gracias y, después, todos los sucesivos presidentes proclamaron un día de acción de gracias hasta que, en 1941, el Congreso norteamericano decidió fijarla en el cuarto jueves del mes de noviembre

El pavo es uno de los platos típicos que los norteamericanos comen el Día de Acción de Gracias.

link in English:  http://www.historyonthenet.com/blog/five-lies-you-may-have-been-told-in-history-class

octubre 10, 2012

London’s Burning: The Great Fire

Posted in IN ENGLISH a 3:47 pm por geotempus

Introduction

Late summer, 1666: London was an emotional and physical tinderbox. Following decades of political and religious upheaval, the restoration in 1660 of the Protestant Charles II ensured that suspicion lingered around republicans and Catholics alike. With the country also at war with the French and Dutch, paranoid xenophobia – a familiar English trait of the period – was rife.

…for years there had been warnings of London’s total destruction by fire…

Fires in London were common, even inevitable, given the capital’s largely timber construction. Yet for years there had been warnings of London’s total destruction by fire: in 1559 Daniel Baker had predicted London’s destruction by ‘a consuming fire’. In April 1665, Charles had warned the Lord Mayor of London of the danger caused by the narrow streets and overhanging timber houses. Furthermore, a long, hot summer had left London dry and drought had depleted water reserves.

Yet the greatest fear among Londoners was not fire. Plague had killed over 68,000 people in the previous two years. Although Charles II had returned to Whitehall in February 1666, London remained unsafe, with death carts still commonplace. What worried inhabitants most was the strong east wind. This, combined with the dry, dusty air, was known to be particularly effective in carrying plague. It would prove as equally efficient as fire in taking lives.

London’s burning

Black and white illustration showing the North side of Long Lane, SmithfieldLong Lane, Smithfield. Drawing of a house made from combustible materials, built before the Great Fire  ©

 

Thus by September 1666, all that was required was a spark. This was provided at the house of Thomas Farynor, the king’s baker in Pudding Lane, near London Bridge. At 2.00am on Sunday 2nd September his workman smelled smoke and woke the household. The family fled across the nearby roofs, leaving only a maid, too scared to run, who soon became the first of the four listed casualties of the fire.

With only narrow streets dividing wooden buildings, the fire took hold rapidly, and within an hour the Mayor, Sir Thomas Bloodworth, had been woken with the news. He was unimpressed, declaring that ‘A woman might piss it out’. Yet by dawn London Bridge was burning: an open space on the bridge, separating two groups of buildings, had acted as a firebreak in 1632. It did so again: only a third of the bridge was burned, saving Southwark from destruction and confining the fire to the City of London, on the north bank.

…the smoke could be seen from Oxford, and Londoners had begun to flee to the open spaces of Moorfields and Finsbury Hill.

Samuel Pepys lived nearby and on Sunday morning walked to the Tower of London. There he saw the fire heading west, fanned by the wind, and described ‘pigeons… hovering about the windows and balconies till they burned their wings and fell down’. With Bloodworth dithering, Pepys went to Whitehall, informing the King and his brother James, Duke of York, of the situation. Although Charles II immediately ordered Bloodworth to destroy as many houses as necessary to contain the fire, early efforts to create firebreaks were overcome by the strength of the wind, which enabled the fire to jump gaps of even twenty houses. By the end of Sunday the fire had begun to travel against the wind, towards the Tower, and Pepys had begun to pack.

By the following dawn, the fire was raging north and west, and panic reigned. The Duke of York took control of efforts to stop the fire, with militias summoned from neighbouring counties to help the fight, and stop looting. But the flames continued relentlessly, devouring Gracechurch Street, Lombard Street, the Royal Exchange, and heading towards the wealthy area of Cheapside. By mid afternoon the smoke could be seen from Oxford, and Londoners had begun to flee to the open spaces of Moorfields and Finsbury Hill.

ENGLISH REVOLUTION

Posted in IN ENGLISH, VÍDEOS a 3:33 pm por geotempus